La tecnología avanza a pasos agigantados y es relativamente fácil apreciar que hace 10 años, no teníamos la tecnología con la que contamos ahora.

Estos avances sirven como herramienta para mejorar nuestras vidas; para implementar estos avances de una forma adecuada, se desarrollan nuevos conceptos, en este caso hablaremos del Human Centric Lighting (Iluminación Centrada en el ser Humano)

El Human Centric Lighting es un concepto en el que nosotros como individuos, estamos en el centro de la iluminación.

Cada uno de nosotros tiene diferentes necesidades dependiendo de las facetas de nuestras vidas. El objetivo de este concepto es conseguir la máxima calidad de luz e iluminación para cada una de estas.

La luz tiene grandes efectos sobre nosotros; influye desde en nuestro estado de ánimo, nuestra actividad y productividad. El objetivo del Human Centric Lighting es desarrollar una iluminación flexible capaz de ayudarnos en cada una de las facetas de nuestro día a día.

Un ejemplo de este concepto sería; un entorno en el cual la luz que interactué con nosotros dependiendo de la hora del día, con el objetivo de alinearse con la luz natural del sol. Como resultado nuestro reloj biológico no se vería afectado, por lo cual tendríamos perfectamente reguladas nuestras horas de descanso.

Una pieza fundamental para el Human Centric Lighting son los sistemas conectados inteligentes, con lo cuales se pueden ofrecer una infinidad de posibilidades al momento de diseñar entornos consiguiendo una iluminación correcta, flexible, personalizable y sincronizada con nuestras necesidades

Se estima que el uso correcto de la iluminación puede reducir hasta un 20% el cansancio así como aumentar la satisfacción de los empleados.

El camino de la iluminación centrada en el ser humano, lo esta liderando Europa la cual representa aproximadamente el 46% de los ingresos globales seguido de Norte America con un 28%.

El futuro de la iluminación luce aun más brillante ya que estos avances además de representar un ahorro energético; representarán una mejora tangible en nuestras vidas así como en nuestros espacios de trabajo.